ARTE PÚBLICO CONTACTO ENLACES


La cruz del Sur. 1. Memoria descriptiva

Con la intención de facilitar el abordaje desde muy diversos puntos de partida y en diferentes niveles de lectura, optamos por vincular situaciones y elementos propios del lugar. Con igual intención recurrimos a una imagen muy pregnante.
Muy reconocida, visual y oralmente.
Esta propuesta de trabajo, determinó también, que estableciéramos vínculos formales con el proyecto arquitectónico que define el lugar.

Así es que, por el corte proyectado en el terreno (situación de un alto nivel de protagonismo visual) se nos filtró la elección del agua como nuestro terreno. Nos resultó interesante no sentirnos en tierra firme, sino en su búsqueda.
Dado este terreno, inquieto e inquietante, pensamos en una brújula, disponible en la noche de nuestro hemisferio.
Y por eso, La cruz del sur.

Definido el método. Definimos el lugar, el elemento y las situaciones a vincular.
Entonces operamos proyectando el eje de la rampa que recorre las estelas conmemorativas hacia y sobre la superficie del Río de la Plata.
Aproximadamente a 50 metros de la costa, emplazamos la primera boya luminosa. Continuamos a intervalos de 18 metros, rìo adentro, hasta totalizar 180 metros. Las últimas 4 boyas componen La cruz del Sur, virada 15 grados hacia el este. Todas las señales luminosas son de color blanco.

El proceso de selección de la boya adecuada al proyecto y al sitio, nos puso en contacto con detalles técnicos que, fueron reforzando el vínculo del elemento elegido con la situación abordada. Sucede que, por debajo de la superficie del agua estas boyas están sujetas con grilletes y cadenas a un contrapeso llamado muerto.
El elemento elegido nos ratificaba, paso a paso, su pertimencia en este señalamiento de aquello que no debe permanecer oculto sino resguardado en la memoria.

Veamos que trae la señal…tan económica en su presencia.
Pero toda iluminada su ausencia de ausencia.


 
subir subir subir